Read in English.

Una mujer que fue a la corte en busca de una orden de protección que mantuviera alejado a su exnovio abusivo. Una niña de 10 años que viajaba en una ambulancia rumbo al hospital para ser operada de urgencia. Un grupo de hombres que salieron de una iglesia que servía como refugio para indigentes durante el invierno.

Todos ellos tienen algo en común: fueron arrestados por agentes federales de inmigración el año pasado en lugares públicos que son esenciales para su supervivencia básica. Y, sin embargo, ninguno fue considerado por los agentes como una de sus “ubicaciones sensibles”.

Oficialmente, tanto el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas como la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (ICE y CBP respectivamente por sus siglas en inglés) dicen que “generalmente” evitan arrestar, interrogar o vigilar en “ubicaciones sensibles”, como lugares de culto, hospitales, escuelas, bodas, funerales y manifestaciones públicas.

Sin embargo, esta política considera excepciones: los juzgados y los lugares de trabajo, por ejemplo, no cuentan con protección especial contra las actividades de los oficiales de inmigración. Tampoco el retén fronterizo donde la ambulancia de la niña fue detenida. Y, aunque ciertos edificios — como las iglesias — están supuestamente vedados, nada impide a los agentes interceptar a los inmigrantes tan pronto como salen de ellos. Además, basta la aprobación de un supervisor o argumentar que el caso es una “circunstancia urgente” para que a los agentes se les permita actuar en las “ubicaciones sensibles”.

Al mismo tiempo que ICE amplía el alcance de sus actividades bajo la administración Trump, algunos legisladores han estado pidiendo más transparencia y supervisión sobre dónde y cómo operan sus agentes. El pasado 18 de enero cinco representantes demócratas enviaron una carta al Departamento de Seguridad Nacional solicitando que se haga una investigación independiente sobre las actividades federales de inmigración cerca de las localizaciones sensibles. Una portavoz de ICE dijo que los arrestos en estos lugares son “extremadamente raros”, pero también señaló que la agencia no mantiene un conteo de las mismas.

Univision Noticias y ProPublica queremos saber más sobre dónde están operando ICE y la Patrulla Fronteriza y también sobre cómo se ve afectada tu vida diaria por sus actividades: ¿Te ha afectado a ti o a tus conocidos alguna actividad de los agentes de inmigración? ¿Has cambiado de hábitos o has dejado de ir a algún lugar por temor a las operaciones de ICE y la Patrulla Fronteriza?