La semana pasada, millones de personas fueron cautivadas por la grabación de audio de una insistente niña de seis años exigiendo que funcionarios en un centro de la agencia federal de Aduanas y Protección de Fronteras llamaran a su tía. Mientras otros niños lloraban desconsoladamente, Alison Jimena Valencia Madrid recitó el número de teléfono que su madre le había hecho memorizar durante el trayecto en balsa a través del Rio Grande.

Jimena tuvo suerte. Mientras la administración Trump se aleja de su impopular política de tolerancia cero de separar a familias migrantes, y ordena la reunificación de aproximadamente 2,300 niños con sus familias, esos niños tendrán la difícil tarea de ayudar a identificar y ubicar a sus familias. Hemos visitado a la tía de Jimena en Houston y capturado los momentos cuando Jimena, quien está ahora en un albergue en Arizona, y su mamá, quien está en un centro de detención en Texas, llamaron a la tía quien se había convertido en su cuerda de salvamento.

Filed under: