Close Close Comment Creative Commons Donate Email Add Email Facebook Instagram Facebook Messenger Mobile Nav Menu Podcast Print RSS Search Secure Twitter WhatsApp YouTube

Cómo determinamos cuántas demandas de cobranza de adeudos presentó Oportun Inc. durante la pandemia

Los juzgados de paz, donde se presenta la mayoría de las reclamaciones de adeudos en Texas, no tienen el requisito de documentar información a nivel de caso. Aquí presentamos cómo las reporteras de ProPublica y The Texas Tribune lograron revelar una de las tácticas más agresivas de la empresa.

Oportun en Austin, Texas (Allie Goulding/The Texas Tribune)

ProPublica es un medio independiente y sin ánimo de lucro que produce periodismo de investigación en pro del interés público. Suscríbete para recibir sus historias en español por correo electrónico.

Este artículo se publica en conjunto con The Texas Tribune, medio noticioso sin fines de lucro y no partidista que se dedica a informar y a colaborar con los texanos. Suscríbase a The Brief Weekly para mantenerse al día con su cobertura esencial de asuntos texanos.

Read in English.

En mayo, ProPublica y The Texas Tribune se propusieron contestar una pregunta: ¿cuáles fueron los cobradores de adeudos que presentaron la mayor cantidad de demandas judiciales en Texas durante la pandemia del coronavirus, que ha dejado desempleados a más de 3 millones de residentes texanos?

Para lograrlo, las reporteras se enfocaron en los más de 800 juzgados de paz de Texas, ante los cuales se presenta la mayor cantidad de reclamaciones por adeudos. Casi ninguno de los 254 condados del estado publica sus archivos en línea, pero una búsqueda inicial de documentos en dos condados grandes que sí lo hacen, y que abarcan las ciudades de Houston y Fort Worth, reveló que uno de los peticionarios principales de reclamaciones por adeudos era Oportun Inc., una empresa de crédito al consumidor que se cotiza en la bolsa de valores.

Dicha empresa había presentado miles de demandas en contra de prestatarios que se atrasaron con sus pagos, incluso durante el periodo de la pandemia. Queríamos saber si Oportun demandaba a personas en otros condados, pero eso requirió una labor más detectivesca.

Debido a que el sistema central con capacidad de búsqueda del estado excluye a los juzgados de paz, tuvimos que recolectar y analizar la información nosotras mismas, rastreando en internet y solicitando archivos públicos.

Siete de los condados más grandes del estado —Collin, Denton, El Paso, Fort Bend, Harris, Tarrant y Travis— publican las peticiones de los juzgados de paz en bases de datos en línea, lo cual nos ayudó a buscarlas y recolectarlas. Sin embargo, muchos de los condados donde Oportun tiene locales comerciales, y donde habría podido demandar a sus prestatarios, no publican esa información en línea.

Para ese fin, ProPublica y The Tribune enviaron solicitudes de archivos públicos a más de una docena de juzgados individuales en los condados de Bexar, Dallas e Hidalgo.

Obtener los archivos llevó más tiempo que analizarlos. Por ejemplo, el condado de Dallas dijo que no tenía la capacidad de expedir los documentos solicitados, hasta que los proporcionó finalmente después de varias semanas. En ese condado y en el de Bexar (donde se encuentra San Antonio), los archivos de reclamaciones de adeudos nunca habían sido proporcionados al público, aunque las peticiones individuales se pueden ver en persona. El condado de Hidalgo en la frontera con México, el séptimo más grande del estado en cuanto a población, no proporcionó archivos para este reportaje.

Al final, obtuvimos 1.45 millones de archivos de 62 juzgados de paz. La información incluye todas las reclamaciones de adeudos presentadas de enero de 2015 al 30 de junio de 2020 en 9 de los 10 condados más grandes del estado. Esos condados representan más de un 50 % de la población estatal y aproximadamente un 80 % de los locales comerciales de Oportun.

Los detalles de los archivos variaron entre los nueve condados. Algunos incluyeron los domicilios de los demandados, otros incluyeron únicamente su ciudad y código postal. Los archivos de los condados de Collin y El Paso no llevaban información domiciliaria. Bexar proporcionó un archivo separado para cada ocasión en que hubo un cambio en un caso, pero no pudieron decirnos cuál era el más reciente.

Los únicos elementos en común de estos archivos fueron el número de caso, el nombre del demandante y el demandado, la fecha en la que se presentó la demanda, la ubicación del juzgado y el tipo de demanda judicial. Las reporteras tuvieron que analizar los datos con diferentes programas informáticos para eliminar duplicados y estandarizar la información que tenía frecuentes errores de ortografía. Por ejemplo, el nombre de Oportun apareció en más de 70 formas, desde “Oportun Inc” a “Oprtun” a “Zoportun” (debido a que es imposible lograr una correspondencia perfecta con el nombre del demandante, sabíamos que el total de las demandas que presentó Oportunproduciría un error en el conteo de los casos).

Aún cuando los datos se limpiaron lo suficiente como para comenzar a analizarlos, fue imposible obtener una imagen completa de la actividad de cobranza judicial de Oportun, ni de las cobranzas de adeudos generales en los juzgados de Texas durante la pandemia.

He aquí el por qué: en muchos estados del país, las demandas judiciales pequeñas se presentan en juzgados civiles de condados, donde es mucho más fácil obtener los expedientes. En Texas, los juzgados civiles están obligados a publicar los archivos de los casos en formato electrónico dentro de un sistema central con capacidad de búsqueda. Sin embargo, los juzgados de paz del estado están exentos de tal requisito, y eso impide contabilizar todas las reclamaciones por adeudos, a menos que los 803 juzgados de paz en Texas opten por poner sus archivos a la vista del público.

Los juzgados de paz de Texas tienen el requisito de enviar un informe mensual con las estadísticas totales de sus casos a la Oficina de Administración de Juzgados (Office of Court Administration, OCA). Dicho informe debe incluir cuántos casos de reclamación de adeudos escucharon, así como sus resultados. No obstante, no se les requiere que incluyan información detallada de cada caso y no se les penaliza si no presentan los informes o si no cumplen con las fechas establecidas para tal fin, según nuestros análisis y los de la OCA.

Con excepción de un juez, en repetidas ocasiones el condado de Hidalgo no ha presentado informes completos de los juzgados de paz ante el estado durante más de tres años.

Aunque pudimos determinar la cantidad de demandas que Oportun estaba presentando en los nueve condados, no hubo forma de saber lo que esas demandas alegaban debido a que la mayoría de los juzgados de paz no publica sus documentos originales en línea, entre ellos las peticiones.

Además de los datos de los juzgados, revisamos los informes empresariales de Oportun y la información que la empresa debe presentar ante la Oficina del Comisionado de Crédito al Consumidor, el organismo estatal que rige a los prestamistas. Sin embargo, la agencia citó la confidencialidad y negó nuestra solicitud para obtener los archivos públicos de los informes anuales de la actividad crediticia de Oportun, los cuales nos darían el total de los préstamos desembolsados (el Departamento de Vigilancia Empresarial de California sí respondió a una solicitud de informes similares).

Los resultados iniciales que observamos en los datos de los condados de Harris y Tarrant se mantuvieron cuando obtuvimos los archivos de los juzgados de otros condados. En ocho de nueve condados, Oportun fue el principal peticionario de demandas durante la pandemia (en el condado de Denton, donde Oportun presentó menos demandas en comparación, la empresa tiene un solo local comercial).

En total, Oportun presentó más demandas que cualquier otra empresa de préstamos personales y fue la segunda empresa más litigiosa durante la pandemia y en los primeros seis meses del año.

Le enviamos a Oportun una lista detallada de lo que encontramos en nuestros análisis. Como respuesta, Oportun publicó una declaración de un párrafo en la que defendía sus antecedentes como “prestamista responsable” con altas tasas de liquidación de préstamos y pocas quejas de parte de sus clientes.

Sin embargo, a finales de julio, Raúl Vázquez, director ejecutivo de Oportun, publicó en un blog que la empresa se había convertido en el principal peticionario de reclamaciones de adeudos de cantidades pequeñas, tanto en Texas como en California. En su escrito también señaló que la empresa desecharía todas las demandas pendientes, suspendería todas las nuevas y reduciría sus presentaciones futuras en más del 60 % de sus niveles actuales (el blog fue publicado cuando la empresa descubrió que los reporteros de ProPublica y The Tribune, así como de The Guardian, investigaban sus prácticas de cobranzas de adeudos en esos estados).

Un representante de Oportun informó que varios miles de casos en Texas serían desechados por esa razón. Aun así, nuestro análisis muestra que Oportun ha presentado tantas demandas que seguiría siendo uno de los cobradores de adeudos más litigiosos de Texas, aunque redujera en un 60 % las reclamaciones de adeudos presentadas.

Chris Essig, diseñador de gráficas de datos de The Texas Tribune, revisó el código y el análisis.

Traducción de Mati Vargas-Gibson y Mónica E. de León.

Filed under:

Protect Independent Journalism

ProPublica is a nonprofit newsroom that produces nonpartisan, evidence-based journalism to expose injustice, corruption and wrongdoing. We were founded ten years ago to fill a growing hole in journalism: newsrooms were (and still are) shrinking, and legacy funding models failing. Deep-dive reporting like ours is slow and expensive, and investigative journalism is a luxury in many newsrooms today — but it remains as critical as ever to democracy and our civic life. A decade (and five Pulitzer Prizes) later, ProPublica has built the largest investigative newsroom in the country. Our work has spurred reform through legislation, at the voting booth, and inside our nation’s most important institutions.

This story you’ve just finished was funded by our readers and we hope it inspires you to make a gift to ProPublica so that we can publish more investigations like this one that holds people in power to account and produces real change.

Your donation will help us ensure that we can continue this critical work. From the Trump Administration, criminal justice, health care, immigration and so much more, we are busier than ever covering stories you won’t see anywhere else. Make your gift of any amount today and join the tens of thousands of ProPublicans across the country, standing up for the power of independent journalism to produce real, lasting change. Thank you.

Donate Now

Ren Larson

Ren Larson is a data journalist for the ProPublica-Texas Tribune Investigative Initiative.

Kiah Collier

Kiah Collier is an investigative reporter for the ProPublica-Texas Tribune Investigative Initiative.

Latest Stories from ProPublica

Current site Current page