Close Close Comment Creative Commons Donate Email Add Email Facebook Instagram Facebook Messenger Mobile Nav Menu Podcast Print RSS Search Secure Twitter WhatsApp YouTube
¿Problemas para votar? Envíe por texto la palabra VOTA.

Demandaron a miles de prestatarios durante la pandemia, hasta que comenzamos a hacer preguntas

A meses de haber comenzado la pandemia, un prestamista que se comercializa entre los inmigrantes latinos siguió demandando a sus prestatarios, a pesar de que estos perdieron sus empleos y se retrasaron con sus pagos. No obstante, la compañía dio marcha atrás cuando nosotros comenzamos a hacer preguntas.

Local de Oportun en Austin, Texas. La empresa anunció el martes que retiraría todas las demandas judiciales que presentó en contra de los prestatarios que se retrasaron con sus pagos, incluso durante el periodo de la pandemia. (Allie Goulding/The Texas Tribune)

ProPublica es un medio independiente y sin ánimo de lucro que produce periodismo de investigación en pro del interés público. Suscríbete para recibir sus historias en español por correo electrónico.

Este artículo se publica en conjunto con The Texas Tribune, un medio noticioso sin fines de lucro y no partidista que se dedica a informar y a colaborar con los texanos. Suscríbase a The Brief Weekly para mantenerse al día con su cobertura esencial de asuntos texanos.

Read in English.

Un prestamista de pagos a plazos que se comercializa con los inmigrantes latinos y tiene su sede en el Valle de Silicio en California, anunció el martes que retiraría todas las demandas judiciales que presentó en contra de los prestatarios que se retrasaron con sus pagos, incluso durante el periodo de la pandemia.

Oportun Inc. también indicó que limitaría las tasas de interés de sus nuevos préstamos a un 36 %, el porcentaje que los defensores de los derechos de los consumidores consideran como la norma para préstamos personales de menores cantidades.

El comunicado se dio después de que ProPublica y The Texas Tribune comenzaron a indagar acerca de las prácticas crediticias y de cobranza de esta empresa en Texas, uno de los doce estados en los que opera. La labor de reportaje incluyó entrevistas con personas a quienes Oportun demandó en juzgados de reclamos menores en todo el estado, además de diversos defensores de los derechos del consumidor.

El martes, la empresa no informó exactamente cuántas demandas retiraría en Texas y en otros estados, aunque sí confirmó que se verían afectados “varios miles de casos”. Las actas de los juzgados indican que Oportun ha presentado miles de reclamos por adeudos en Texas en lo que va de este año, y decenas de miles desde 2016.

“Recientemente, algunos defensores de los derechos del consumidor y periodistas nos han preguntado acerca de las tasas porcentuales anuales (annual percentage rates, APR) que les cobramos a nuestros clientes, así como del alcance de nuestras actividades de cobranza por la vía judicial”, escribió Raúl Vázquez, director general de Oportun, en una publicación en un blog el pasado martes.

“Nosotros siempre hemos diseñado nuestros productos y prácticas para beneficiar a nuestros clientes, por lo que nos preguntamos qué podríamos hacer para servirles mejor, sobre todo en el ambiente actual, mientras cumplimos con nuestros compromisos ante otros interesados”, escribió Vázquez. “Tras extensas conversaciones, y con el apoyo entusiasta de nuestro equipo de liderazgo y nuestra junta directiva, decidimos que podemos hacer las cosas mejor, así que hoy escribo para compartir las intenciones que tenemos de efectuar esto de manera permanente”.

Aparte de retirar todas las demandas pendientes, Vázquez indicó que la empresa limitará sus actividades de cobranza de adeudos, ahora y en el futuro. Eso incluye una moratoria provisional en las nuevas demandas por adeudos (aunque no dijo hasta cuándo) y la reducción de su cuota administrativa actual en más de un 60 %.

Si bien la empresa ha presentado demandas en menos de un 6 % de sus préstamos en los últimos años, Vázquez reconoció que de todas formas se habían convertido en el principal peticionario de reclamos de adeudos, tanto en California como en Texas.

“Esta es una posición que no refleja nuestros objetivos como empresa impulsada por una misión”, escribió.

En una declaración enviada a ProPublica y a The Tribune, la empresa dijo que “Nosotros no hemos presentado casos ni buscaremos obtener fallos judiciales en contra de clientes que nos informaron que fueron afectados por COVID-19”.

Otro de los cambios importantes que anunció Vázquez el martes fue que establecería un límite “general” de 36 % en la tasa de interés, política que dijo que se implementará completamente a mediados de agosto.

Algunos defensores de los derechos del consumidor consideran que esa tasa de porcentaje anual sigue siendo muy alta, aunque se trate del límite estándar que se impone a los préstamos pequeños de plazos que ofrece Oportun, los cuales van de $300 a $10,000 dólares.

“Aunque la APR promedio de nuestro negocio sea de aproximadamente un 34 % en estos momentos, las tasas de interés pueden sobrepasar el 36 % para ciertos clientes, a menudo debido a que su préstamo es pequeño y el plazo es bastante corto (menos de 12 meses)”, dijo Vázquez.

La medida recibió el elogio tanto de defensores de los derechos del consumidor como de abogados, aunque con ciertas reservas, ya que indicaron que esperaban que inspirara a otros prestamistas de pagos a plazos, de préstamos subpreferenciales y de otros tipos de créditos a seguir la pauta y quizás a generar impulso para establecer una tasa de interés máxima a nivel nacional.

“Oportun hizo lo correcto al reducir sus intereses a un 36 % sin trucos ni recargos tramposos, así como al eliminar todas las demandas de cobranza y prometer que trabajarán con los prestatarios que estén en dificultades. Otros prestamistas deberían seguir su ejemplo”, dijo Lauren Saunders, directora asociada del Centro Nacional de Derecho del Consumidor, quien señaló que un 36 % ya representa la tasa de interés máxima permitida para miembros activos de las fuerzas militares.

Ann Baddour, de Texas Appleseed, una organización sin fines de lucro que actúa en defensa de los texanos de bajos ingresos, dijo que el límite “es particularmente positivo para los residentes de Texas, donde algunos préstamos al consumidor pueden tener un interés promedio del 500 % o más”. También se les da la bienvenida a los cambios en las prácticas de cobranza de adeudos, aunque Baddour destacó que, este año, Oportun habría seguido siendo una de las entidades con más reclamaciones de deudas en Harris, el condado sede de Houston, aun cuando hubiera presentado 60 % menos casos.

Mary Spector, abogada y profesora que dirige la clínica de derecho civil y del consumidor de la Facultad de Derecho de la Universidad Metodista del Sur, indicó que “Es posible que este sea un punto positivo durante la pandemia y, si tenemos suerte, otros prestamistas actuarán de la misma forma”.

Divulgación: Texas Appleseed y la Universidad Metodista del Sur han contribuido con aportes financieros a The Texas Tribune, una organización sin fines de lucro y no partidista sufragada en parte por donativos de miembros, fundaciones y patrocinadores corporativos. Los contribuyentes económicos no participan en el periodismo del Tribune. Este enlacecontiene una lista completa de los mismos.

Filed under:

Latest Stories from ProPublica

Current site Current page