Close Close Comment Creative Commons Donate Email Add Email Facebook Instagram Facebook Messenger Mobile Nav Menu Podcast Print RSS Search Secure Twitter WhatsApp YouTube
Xiaojie Liu para ProPublica

Lo que necesita saber acerca de cómo funciona realmente la Sección 8

Elaboramos una guía para la Sección 8 en base a nuestros reportajes. Con esta aprenderá cómo presentar una solicitud, calificar para un vale de elección de vivienda y cómo se vive en Sección 8.

Esta guía fue publicada en conjunto con The Connecticut Mirror.

ProPublica es un medio independiente y sin ánimo de lucro que produce periodismo de investigación en pro del interés público. Suscríbete para recibir sus historias en español por correo electrónico.

Read this guide in English.

¿Qué es la Sección 8 y cómo funciona?

El Programa de Vales de Elección de Vivienda, conocido como Sección 8, es un tipo de asistencia gubernamental para alquiler de vivienda. En 2018, más de cinco millones de personas utilizaron estos cupones de ayuda para pagar parte o el total del alquiler.

El Congreso aprobó la Sección 8 de la Ley de Vivienda y Desarrollo Comunitario en 1974. Uno de los objetivos fue asegurar que personas de muy bajos ingresos tuvieran acceso a “un alojamiento digno y a un ambiente adecuado para vivir” en zonas fuera de los proyectos de vivienda pública.

Para tener acceso a este beneficio de asistencia federal, personas de bajos ingresos deben hacer una solicitud con el programa para recibir un vale. Si se aprueba la solicitud, entonces podrán seleccionar y alquilar un apartamento o una casa usando el vale, y la autoridad de vivienda local pagará la mensualidad directamente al dueño de la propiedad.

El vale permite cubrir una parte o el monto completo del alquiler. En promedio, cada hogar gasta entre un 30 % y un 40 % de sus ingresos en el costo de arrendamiento de un lugar para vivir.

Nos dimos cuenta que no es fácil tener acceso a la información relacionada con la Sección 8.

Como parte de una serie de reportajes sobre vivienda, realizada junto con la organización noticiosa The Connecticut Mirror, nosotros hemos estado investigando cómo opera la Sección 8. En ese sentido, encontramos que el acceso y uso de vales para alquiler una vivienda tiene carencias serias de información.

“La mitad de la batalla es el tema de la información”, dijo Josh Serrano, uno de los beneficiarios del programa de vales en Hartford, Connecticut. Serrano y sus colegas organizan talleres de información sobre los derechos que tienen las personas para obtener vales.

“Si se desconoce la ley, es imposible obedecerla” dijo Crystal Carter, quien recibió un vale a través de una autoridad de vivienda de Connecticut y tuvo dificultades para encontrar un lugar donde vivir. Carter mencionó que las compañías y los arrendatarios con quienes trató, no siempre conocían las leyes de la Sección 8. Eso y los trámites le causaron problemas cuando buscó vivienda.

Para crear esta guía, hablamos con docenas de personas que navegaron en el sistema para obtener un vale, así como con agentes de bienes raíces, arrendatarios, ex empleados de las autoridades de vivienda, abogados y personas que defienden el acceso a la vivienda.

Esta guía le ayudará a conocer lo siguiente:

La guía incluye enlaces a páginas web. Si no tiene acceso a Internet, puede visitar las bibliotecas de su localidad y pegar este enlace en el navegador para ver la guía en línea: https://propub.li/seccion8

Cómo averiguar si debe solicitar un vale de la Sección 8

Para obtener vivienda de la Sección 8 es necesario solicitar un vale. Debe tener en claro lo siguiente antes de presentar una solicitud :

  • Dónde quiere vivir. Cada autoridad de vivienda local tiene reglamentos diferentes para la Sección 8. Decida dónde desea vivir y luego acuda a la autoridad de vivienda de ese vecindario. Aquí encontrará una lista de todas las autoridades de vivienda del país. Tome en cuenta que usted puede hacer una solicitud con una autoridad de vivienda aunque aunque no viva en esa comunidad. Busque una autoridad de vivienda regional o estatal si no encuentra una oficina en la localidad donde desea vivir.

  • Ingreso personal y familiar. El programa es exclusivo para personas con cierto nivel salarial de acuerdo al ingreso de la zona. Revise los requisitos de ingreso que establece la autoridad de vivienda. Luego vaya a la herramienta en línea del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, Department of Housing and Urban Development), y verifique si usted, y las personas con quienes vivirá, entran en esa categoría.

  • Estado migratorio propio y de todas las personas que vivirán con usted. Para que un grupo familiar solicite un vale, por lo menos uno de los integrantes debe tener documentos para vivir legalmente en los Estados Unidos. La organización sin fines de lucro llamada Affordable Housing Online ofrece información detallada aquí.

  • Antecedentes penales propios y de todas las personas que vivirán con usted. Todas las autoridades de vivienda verifican los antecedentes legales de los solicitantes, pero cada una aplica diferentes reglas. Es posible obtener asistencia para alquilar una vivienda aunque se haya cometido un delito penal o se esté bajo libertad condicional. Para verificar si usted reúne los requisitos, llame o escriba un correo electrónico a la autoridad de vivienda correspondiente. IMPORTANTE: no es posible obtener un vale si el solicitante (usted o un integrante de su hogar) está en el registro de delincuentes sexuales de por vida. Tampoco podrán obtener vales las personas que hayan sido condenadas por producir metanfetaminas en viviendas federales o quienes hayan sido desalojados de una vivienda por problemas relacionados con drogas en los tres últimos años.

Cómo solicitar un vale de la Sección 8

El primer paso para solicitar una vivienda a través de la Sección 8 es comunicar su interés a la autoridad de vivienda. Sin embargo, la cantidad de personas que desean obtener un vale es mayor que los vales disponibles. En la mayoría de los casos, el solicitante quedará en una lista de espera.

Cómo entrar a la lista de espera

  • Abra una cuenta de correo electrónico. Necesitará una dirección de correo electrónico para hacer la solicitud. Para obtener una gratis, puede visitar el sitio web de Gmail o Yahoo.

  • Reciba notificaciones. Puede inscribirse a servicios que le envían un mensaje de correo electrónico cuando las autoridades de vivienda abren las listas de espera. Affordable Housing Online tiene un sitio web en el cual se pueden ver las listas que están abiertas. También puede inscribirse en esta página web para recibir notificaciones del estado donde quiere vivir. Algunas autoridades de vivienda tienen sus propios sistemas de notificación. Si quiere vivir en un vecindario específico, encuentre la autoridad de vivienda encargada de esa zona e inscríbase allí directamente.

  • Sea flexible. Inscríbase en todas las listas de espera posibles, siempre y cuando planee vivir en ese vecindario por lo menos doce meses. Puede planear mudarse después de un año y aún así conservar su vale.

  • Use una dirección postal confiable. Si se muda seguido, o no tiene domicilio fijo, proporcione a la autoridad de vivienda la dirección postal de un familiar o amigo que pueda avisarle cuando le llegue una notificación. También puede pedir a iglesias y albergues locales que sirvan como su dirección postal. De hacerlo, cheque con ellos una vez por semana para enterarse si recibió correspondencia.

  • No pague dinero para hacer su solicitud. No es necesario pagar para pedir un lugar en una lista de espera de la Sección 8. Tampoco hay modo de pagar para avanzar más rápido una vez estando en la lista. Si alguien le pide dinero por ese tipo de trámites, es probable que se trate de una estafa.

  • Una carta de un médico puede agilizar la espera. Algunas autoridades de vivienda tienen espacios especiales en la lista de espera para solicitantes o miembros de la familia con discapacidad o que sufran de enfermedades crónicas (como asma), las cuales empeoren debido a las condiciones de la vivienda actual. Si ese es su caso, pida a su médico una carta explicando a la autoridad de vivienda, cómo el nuevo alojamiento ayudaría a mejorar su calidad de vida. Asegúrese de quedarse con una copia de la nota del médico.

Pasos a seguir mientras se está en la lista de espera de la Sección 8

Los abogados y ex empleados de las autoridades de vivienda dijeron que estar en una lista de espera no significa que deba esperar sentado hasta escuchar noticias. Estos expertos ofrecieron los siguientes consejos:

  • Tome apuntes y fotos. Mantenga un registro por escrito de toda comunicación con la autoridad de vivienda. Use su teléfono para fotografiar documentos y correos electrónicos y tome nota de las conversaciones por teléfono. Según los expertos, tener un registro de cada comunicación es importante porque los funcionarios de las autoridades de vivienda suelen cambiar frecuentemente.

  • Manténgase en contacto. Responda a cualquier notificación que reciba de la autoridad de vivienda, ya sea por[m1] vía[MM2] telefónica, correo electrónico o correo postal. Esto sirve para dar a conocer que usted tiene interés de permanecer en la lista de espera.

  • Siga presentando solicitudes. Haga nuevas solicitudes tan pronto se abran listas de espera nuevas en su estado. ¡No espere!

  • Únase a comunidades en línea. Únase a grupos de la Sección 8 en plataformas de medios sociales. Miles de personas están en la misma situación que usted y han creado redes para ayudarse mutuamente. Estos son algunos de los grupos de Facebook más populares del país: Public Housing (Section 8) (Voucher Holders) HUD Tenants Group y Housing Choice Voucher (Section 8) Friends.

  • Sea paciente. Dependiendo de la demanda, pueden transcurrir meses o años para obtener la aprobación de un vale. ¡No debe darse por vencido!

  • Mantenga actualizada su información. Comuníquese con la autoridad de vivienda si cambia su información personal, tal como dirección, su nivel de ingreso o el de alguna de las personas que viven con usted; si cambia el estado civil de alguno de los integrantes del hogar; o, si hay un nuevo miembro de la familia por nacimiento o adopción.

Qué hacer una vez que sea aceptada su solicitud de vale de la Sección 8

  • Sea su propio defensor. Haga las preguntas que necesite. Si le falta información o tiene preguntas, puede llamar o enviar un correo a la autoridad de vivienda. Este es un proceso complicado y es importante que hable en beneficio propio cuando no entienda algo. Las autoridades de vivienda también tienen días especiales para atender consultas al público.

  • Entregue documentos a tiempo. Su mudanza se podría retrasar si entrega los documentos de manera tardía.

  • No se pierda la sesión informativa de la autoridad de vivienda. Todas las autoridades de vivienda deben ofrecer una sesión informativa para brindar a los usuarios la información que necesitan antes de obtener un vale. Usted deberá recibir un correo con la fecha, hora y lugar donde se llevará a cabo la reunión. En caso de no poder acudir, asegúrese de comunicarse con la autoridad de vivienda local. Algunas autoridades de vivienda entregan el vale el mismo día de la sesión informativa y otras lo hacen días o semanas después.

Cómo encontrar vivienda con un vale de la Sección 8.

Debe comenzar a buscar un apartamento en cuanto tenga su vale. Esta es una imagen de un vale, pero el suyo podría ser diferente.

Departamento de Vivienda y Desarollo Urbano

Qué hay que saber acerca del vale:

  • Verifique el número de habitaciones y pregunte a la autoridad de vivienda acerca del monto del alquiler. El vale tiene tiene un límite sobre el número de habitaciones que un apartamento puede tener. El vale no viene con un monto fijo para pagar el alquiler. Antes de comenzar su búsqueda, consulte a un empleado de la autoridad de vivienda acerca del rango de alquiler al que usted tenga acceso.

  • Calcule los costos de gas, electricidad y otros servicios (tales como calefacción). Hemos escuchado de personas que tuvieron dificultad para pagar los servicios básicos porque no calcularon los costos. Si no está seguro del monto que permite el vale para el pago de estos servicios, comuníquese con la autoridad de vivienda o la organización defensora de derechos de acceso a la vivienda en su comunidad.

  • Usted es responsable de pagar el depósito de seguridad. Cuando busque apartamentos, pregunte al propietario de la vivienda cuál es el monto del depósito de seguridad, ya que usted será el responsable de pagarlo. Verifique si puede pedir ayuda a los programas de depósito de seguridad de su estado para cubrir ese gasto. Utilice la frase “programa de asistencia para depósitos” en buscadores como Google, o pregunte a su autoridad de vivienda.

Consejos para buscar viviendas:

  • La mayoría de las personas que entrevistamos aconsejan documentar la búsqueda. Lleve un diario de los lugares que visite y vaya acompañado de alguien que le ayude a tomar notas durante la visita. También es recomendable tomar fotografías del lugar con su teléfono. Esto son algunos de los detalles que debe anotar:

    • fechas, horario y dirección de los lugares donde tendrá reuniones durante el proceso de búsqueda.
    • nombre y puesto de las personas con quien se reúna[m3] [MM4] .
    • dirección de los apartamentos y las casas que desea alquilar y el tipo de edificio.
    • si su solicitud de alquiler es rechazada, es IMPORTANTE anotar las razones.
  • Busque viviendas en línea. HUD recopiló una lista de todos los edificios de apartamentos con los que ha trabajado dentro de la Sección 8. Aquí encontrará un mapa con esos lugares. Estos son otros sitios para buscar vivienda:

Cómo presentar una solicitud para apartamento o casa:

Cuando haya encontrado el sitio donde quiere vivir debe solicitar el contrato de alquiler.

  • Entregue sus documentos al dueño de la vivienda. Asegúrese de que estén completos y sean enviados a la autoridad de vivienda. Cuando le entreguen su vale, también recibirá documentos que incluyen una “solicitud de aprobación de inquilino". Asegúrese que la autoridad de vivienda reciba la “solicitud de aprobación de inquilino” así como una copia del contrato de alquiler.

  • Lea el contrato de alquiler detalladamente. Haga preguntas si hay algo que no entiende. Los abogados expertos en vivienda comentaron que los contratos de alquiler pueden ser complicados y difíciles de entender. A veces también incluyen tecnicismos que ponen al inquilino en desventaja. Antes de firmar, la recomendación es leer el contrato con un funcionario de la autoridad de vivienda, un experto en el tema, o un abogado de la localidad.

  • Tenga en cuenta las inspecciones. Días o semanas después de firmar el contrato de alquiler, la autoridad de vivienda programará una cita para inspeccionar el lugar con el objetivo de verificar que esté en buenas condiciones. Usted podrá mudarse a su nuevo hogar al aprobarse la inspección.

Qué problemas pueden presentarse en el proceso.

  • La fecha límite. A partir de la sesión informativa, usted tendrá al menos 60 días (pueden ser hasta 90 o 120 días, dependiendo de la autoridad de vivienda) para encontrar un lugar donde vivir. Es normal tener dificultades para encontrar vivienda en ese periodo de tiempo, especialmente si la persona tiene un horario de trabajo complicado.

    • Si ese es su caso, puede pedir a la autoridad de vivienda una extensión. “Hágalo antes que después", dijo Erin Kemple, directora ejecutiva del Centro de Vivienda Justa de Connecticut.
    • La autoridad de vivienda le dará una extensión si usted demuestra los esfuerzos que haya hecho para encontrar un lugar para vivir. Por lo tanto, fotografíe y anote la dirección y la fecha de cada visita que haga.
  • Discriminación de vivienda. Hay estudios sobre la operación del programa de vales de vivienda, los cuales revelan que las agencias locales que asignan zonas de construcción, así como los propietarios de edificios, ponen obstáculos a los usuarios de los vales para limitarlos a vivir en ciertas áreas de los vecindarios.

    • Algunos estados han respondido con leyes que combaten estas prácticas. Desde diciembre del 2019, en catorce estados entraron en efecto leyes que prohíben que dueños de propiedades rechacen inquilinos por usar vales de vivienda.
    • Si en alguno de estos estados encuentra un letrero que diga “no se acepta Sección 8", informe a la autoridad de vivienda local, a alguna oficina de ayuda legal, o a un abogado experto en justicia de vivienda.
    • Si piensa que tener un vale fue el único motivo por el cual NO le fue permitido solicitar un apartamento, documente el caso y presente una denuncia con la autoridad de vivienda local.

Vivir con un vale

Hemos escuchado de personas con bastante experiencia en procesos de la Sección 8 quienes comentaron que es como vivir en cualquier otro apartamento. No obstante, existen ciertos desafíos que surgen cuando se vive con un vale y que se mencionan frecuentemente.

Esto es lo que necesita saber cuando viva con vales de la Sección 8:

  • Pague siempre su porción de la renta a tiempo. Pida un recibo todas las veces y guárdelo.

  • Mantenga todo por escrito. Si el dueño de la propiedad le indica que debe pagar alguna reparación, solicite una explicación por escrito. Si a usted no le corresponde pagar la reparación, comuníquese con la autoridad de vivienda o pida consejo a un experto en vivienda.

  • Mudarse cuando tenga un vale. Si ha vivido en un mismo lugar al menos doce meses, puede mudarse a un vecindario o estado diferente y aún así mantener su vale. Eso se llama “transferencia” (porting, en inglés) y se debe hacer por medio de una solicitud. HUD ofrece capacitaciones y formularios para realizar estas transferencias. Encuentre la información en este enlace.

  • No se puede transferir un vale a otra persona, a menos de que la familia se disuelva. El vale puede permanecer en el grupo familiar si el titular fallece, se divorcia o es condenado por un delito. Queda prohibido heredar o vender los vales.

Otros recursos:

Traducción de Mati Vargas-Gibson.

Protect Independent Journalism

ProPublica is a nonprofit newsroom that produces nonpartisan, evidence-based journalism to expose injustice, corruption and wrongdoing. We were founded ten years ago to fill a growing hole in journalism: newsrooms were (and still are) shrinking, and legacy funding models failing. Deep-dive reporting like ours is slow and expensive, and investigative journalism is a luxury in many newsrooms today — but it remains as critical as ever to democracy and our civic life. A decade (and five Pulitzer Prizes) later, ProPublica has built the largest investigative newsroom in the country. Our work has spurred reform through legislation, at the voting booth, and inside our nation’s most important institutions.

This story you’ve just finished was funded by our readers and we hope it inspires you to make a gift to ProPublica so that we can publish more investigations like this one that holds people in power to account and produces real change.

Your donation will help us ensure that we can continue this critical work. From the Trump Administration, criminal justice, health care, immigration and so much more, we are busier than ever covering stories you won’t see anywhere else. Make your gift of any amount today and join the tens of thousands of ProPublicans across the country, standing up for the power of independent journalism to produce real, lasting change. Thank you.

Donate Now

Maya Miller

Maya Miller is an engagement reporting fellow with the Local Reporting Network. She works with journalists across the country on community-centered investigations.

Latest Stories from ProPublica

Current site Current page