Close Close Comment Creative Commons Donate Email Add Email Facebook Instagram Facebook Messenger Mobile Nav Menu Podcast Print RSS Search Secure Twitter WhatsApp YouTube

Padres Ceden La Custodia de Sus Hijos para Conseguir Becas Universitarias Basadas en Necesidad Económica

Primero, los padres transfieren la tutela de sus hijos adolescentes a un amigo o pariente. Después, el estudiante declara independencia financiera para calificar para ayudas monetarias y becas.

El campus de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign el lunes. (Kristen Norman para ProPublica Illinois)

Read in English.

ProPublica es un medio independiente y sin ánimo de lucro que produce periodismo de investigación en pro del interés público. Suscríbete para recibir sus historias en español por correo electrónico.

Docenas de familias de las afueras de Chicago, quizás muchas más, han estado explotando un agujero legal para que sus hijos consigan becas y ayudas financieras basadas en necesidad económica que no recibirían en circunstancias normales, según muestran los archivos judiciales y entrevistas.

Meses después del escándalo de admisiones universitarias conocido como “Varsity Blues,” aflora esta táctica que también parece ser utilizada por familias que intentan aprovecharse de un sistema de admisiones universitarias cada vez más caro y competitivo.

Los padres ceden la tutela legal de sus hijos durante su tercer o cuarto año de escuela secundaria traspasándola a otra persona—un amigo, tío, primo o abuelo. El estatus de tutela entonces permite a los estudiantes declararse financieramente independientes de sus familias para así poder calificar para ayudas universitarias, federales y estatales, según ha descubierto una investigación de ProPublica Illinois.

“Es una estafa,” dijo Andy Borst, director de admisiones en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. “Familias ricas están manipulando el proceso de ayuda financiera con el fin de ser elegibles para ayudas económicas para las que de otra forma no serían elegibles. Están quitando oportunidades a familias que realmente las necesitan.”

Aunque ProPublica Illinois descubrió esta práctica en la zona suburbana norte de Lake County, donde casi cuatro docenas de tales tutelas fueron solicitadas en los últimos 18 meses, peticiones similares han sido presentadas en al menos cinco condados más, y la práctica puede estar sucediendo a través del país. ProPublica Illinois está todavía investigando.

Borst dijo que empezó a tener sospechas cuando un asesor de secundaria de un suburbio acomodado de Chicago le llamó como hace un año para preguntar por qué una estudiante determinada había sido invitada a un programa de orientación para estudiantes con bajos ingresos. Borst consultó la solicitud de ayuda financiera de la estudiante y notó que había conseguido un tutor legal, lo que le daba la oportunidad de calificar de forma independiente para ayuda financiera.

Desde entonces la Universidad de Illinois ha identificado 14 solicitantes que hicieron lo mismo: tres que acaban de cumplir su primer año y 11 que tienen planes para matricularse este otoño, dijo Borst.

ProPublica Illinois encontró más de 40 casos de tutela que encajan en este patrón que fueron tramitadas entre enero de 2018 y junio de 2019 solo en la zona de Lake County en las afueras de Chicago. Los padres involucrados en estos casos incluyen abogados, una doctora y una sub-superintendente de escuela, además de agentes de seguros y de bienes raíces. Algunos de los niños son estudiantes, atletas y músicos con altos méritos que estudian o han sido aceptados en diversas universidades, desde instituciones públicas grandes, como la Universidad de Wisconsin, la Universidad de Missouri y la de Indiana, a universidades privadas más pequeñas.

ProPublica logró contactar con padres o tutores en 15 de estos casos y ninguno aceptó hablar de forma pública. Algunos colgaron el teléfono, otros se negaron a hacer comentarios, y algunos exigieron anonimato.

Borst dijo que la universidad informó a los tres estudiantes a mitades del año escolar pasado que se iba a recortar su ayuda económica universitaria. “No escuchamos ninguna queja, y esto también es una gran señal de alerta,” dijo Borst. “Si estuvieran necesitados, hubieran venido a hablarnos.”

Ahora la universidad hace más preguntas a los estudiantes que han recientemente entrado en un estatus de tutela, incluyendo si tienen contacto con sus padres, con quién viven y quién les paga el seguro de salud y la cuenta de teléfono celular. Estas preguntas han disuadido a algunas familias de seguir solicitando ayuda universitaria, dijo Borst.

Mientras la universidad tiene discrecionalidad sobre la oferta de ayuda institucional, se encuentra obligada de distribuir las subvenciones federales y estatales para estudiantes necesitados, conocidos como el Pell Grant (Beca Pell) y el Monetary Award Program del estado (Programa de Ayuda Monetaria, o MAP por sus siglas en inglés), dijo Borst. Combinados, pueden llegar a $11,000 al año.

Borst dijo que la universidad ha avisado al Departamento de Educación federal y a oficiales en la agencia de Illinois que administra la ayuda financiera estatal, la Comisión de Asistencia Estudiantil de Illinois (ISAC por sus siglas en inglés). Una portavoz de ISAC dijo que la agencia todavía no ha sido informada de un caso específico, pero que iba a alertar al fiscal general del estado y el Departamento de Educación federal si fuera necesario. Un portavoz del Departamento de Educación federal dijo que no podía confirmar ni negar la existencia de investigaciones actuales o potenciales.

Andy Borst, director de admisiones en la Universidad de Illinois Urbana-Champaign. (Kristen Norman para ProPublica Illinois)

En Illinois el año pasado, aproximadamente 82,000 estudiantes que calificaban para la beca MAP, de hasta $5,000, no la recibieron por falta de dinero. La beca se otorga sobre la base de que el primero que llega, primero la consigue.

Cuando rellenan la solicitud para ayuda financiera, llamada Solicitud Gratis para Ayuda Estudiantil Federal, o FAFSA por sus siglas en inglés, los estudiantes tienen que probar una separación formal de sus padres para tener el estatus de independientes. Una de las pocas formas de hacer esto es a través del cambio de tutela legal. Los estudiantes no pueden simplemente declarar la independencia financiera—aún en casos cuando los padres pueden pagar, pero se niegan a hacerlo, dijo Borst.

Según el sitio en internet del Departamento de Educación federal, “un estudiante bajo tutela legal no tiene que dar información sobre sus padres en el formulario FAFSA porque se le considera a él o ella un estudiante independiente.” Los estudiantes independientes son evaluados para ayuda financiera basándose en sus propios ingresos y recursos y no en los de sus padres.

“No es como si estas familias estuvieran cerca o sobre la línea” de calificar para la ayuda, dijo Borst. “No se cuán grande es esto, pero espero que podamos cortar esto de raíz ahora… Si es legal, en qué punto está mal?”

El proceso empieza en los tribunales.

Casi todos los casos identificados por ProPublica Illinois fueron manejados por uno de dos bufetes legales: El Rogers Law Group en Deerfield, que se encargó de la mayoría de ellos, y el Kabbe Law Group en Naperville. El único caso tramitado por un bufete diferente involucró a la familia de Rick Rogers, del Rogers Law Group.

Las solicitudes presentadas por Rogers, cuyo bufete está especializado en bienes raíces, son muy similares, con lenguaje que refiere a cómo la tutela sería en el “mejor interés” de los menores y típicamente citando razones educacionales.

Muchas, por ejemplo, dicen: “El Tutor puede proveer apoyo educacional y financiero y oportunidades al menor que sus padres de otra manera no podrían otorgar.”

Contactado por teléfono, Rogers rechazó varias veces comentar sobre las familias que representó, el proceso, o porque solicitó un tutor legal para su hijo.

El Acto de Legalización de Testamento de Illinois, la ley que regula las tutelas, no especifica las circunstancias en que la tutela se debe negar. Según la ley de Illinois, una corte puede designar un tutor si los padres consienten, el menor acepta y la corte determina que es en el mejor interés del menor. Aun si un padre está en condiciones de cuidar a un hijo, la corte puede aprobar la tutela si los padres ceden voluntariamente la custodia del hijo.

Archivos judiciales del Condado de Lake muestran a padres cediendo sus derechos a alguien que dicen que puede proveer a sus hijos “apoyo financiero y educacional” mejor que ellos. Los hijos entonces consiguen ayuda financiera que no recibirían en otras circunstancias.

Esto es lo que pasaba de forma rutinaria en los tribunales de Lake County hasta finales del mes pasado, cuando el Juez Joseph Salvi, que recientemente empezó a presidir sobre casos de tutela, cuestionó una solicitud que trataba de un estudiante de secundaria que vive con sus padres en las afueras de Long Grove. El juez negó la tutela y, en respuesta, la abogada del tutor, un “amigo cercano de la familia” del estudiante, escribió un sumario presentando los argumentos por los cuales el juez tendría que usar su “amplia autoridad” para otorgar la tutela.

En el escrito, la abogada Mari Berlin argumentó que los padres del estudiante están finalizando un divorcio y no pueden pagar su educación universitaria. El escrito dijo que la familia está “trabajando con un Planificador Certificado de Universidad para ayudarle a encontrar la manera de sustentarse independientemente durante la universidad, con un enfoque específico en cómo poder pagar la matrícula.”

Berlin escribió que el estudiante, que sueña con ser un médico, estaría mejor bajo una tutela “que le permitiría obtener el estatus independiente necesario para lograr su meta.”

Berlin, del Kabbe Law Group, dijo que el bufete ha representado a familias en una docena de casos en Lake County. Dijo que la firma ha presentado entre 20 y 30 casos en total, con resultados variados, en toda la zona de Chicago durante los últimos dos años, incluidos los condados de Kane, Will, DuPage, Cook y McHenry.

Berlin dijo que las familias que adoptan este camino están en una posición financiera en que sus ingresos son demasiado altos para calificar para ayuda financiera pero todavía tendrían dificultades para pagar la universidad. Aunque es un uso atípico de la tutela, dijo Berlin, las familias tienen una base legal fuerte para presentar los casos. La ley no lo excluye, dijo.

“Es una solución que han podido encontrar mientras los costos de la universidad suben y no pueden pagar,” dijo. “Es en el mejor interés del menor, que es el objetivo del estatuto.”

En casos típicos de tutela, un adulto interviene para cuidar a un niño después de un evento inesperado o preocupante: madres sin hogar, que buscan ayuda por problemas de salud mental o que tienen dos trabajos y no pueden cuidar a un niño, padres que están en prisión, adictos a las drogas o deportados. Un caso de tutela de Lake County describe a un menor sufriendo por “severo abuso físico y emocional” de un padre, mientras otro alega: “Es un buen chico. Está solo. Necesita a alguien que le cuide.”

Estos son el tipo de casos de los cuales se encarga normalmente Rebekah Rashidfarokhi en Chicago Volunteer Legal Services, un grupo de ayuda legal que dijo que maneja más de 300 casos de tutela en Cook County al año. Aunque dijo no haber visto los llamados casos de tutela universitaria, dijo que la ley está pensada para tratar la vida de un niño como menor y quien cuidará al niño día a día, no una “petición de última hora” justo antes de que un adolescente cumpla 18.

“Esto no es la forma en que la tutela debería ser usada,” dijo. “Si alguien está intentando hacer eso justo en el último minuto, parece que pueden estar intentando aprovecharse del sistema.”

Los menores que obtienen tutela por razones de oportunidades educacionales han estudiado en algunas de las escuelas más prestigiosas de la zona, incluyendo Stevenson High School en Lincolnshire y Glenbrook North High School en Northbrook. Otros van a escuelas secundarias en Vernon Hills, Grayslake, Libertyville y Lake Forest.

Un tutor entrevistado por ProPublica dijo que sintió un conflicto interno cuando unos amigos de la familia le pidieron ser el tutor de su hija. Quería ayudar a la chica, cuyas notas y ética de trabajo admira.

“Es cierto que batallé con esto,” dijo el hombre, que aceptó hablar bajo la condición de no ser identificado. Explicó que su mujer trabaja en una universidad “y conoce el tema desde el otro lado,” dijo. “Y el comentario de ella fue, ‘¿Va a quitarle a alguien la ayuda financiera?’ Y entonces eso era el asunto. Me dijeron que no.”

“Es una de esas zonas grises, y mi corazón quería que lo hiciera por la familia,” dijo el hombre. “Pero también tengo una conciencia. Quería estar seguro de que estábamos haciendo la cosa correcta.”

Al final, el hombre aceptó ser el tutor de la adolescente, aunque la tutela solo duró como un mes, hasta que ella cumplió 18. Dijo que no le dio apoyo financiero, y que ella no vivió en su casa.

El hombre dijo que hizo “muchas” preguntas a Rogers, el abogado del caso, y a una asesora de universidades, Lora Georgieva, con quien la familia trabajó.

Georgieva dirige una empresa de asesoría para aspirantes a universidades, Destination College (Destino Universidad), que ofrece “estrategias para reducir gastos de matrícula.” El logo de la empresa es una gorra de graduación repleto de billetes de dólar derramándose por sus bordes. En videos testimoniales, clientes elogian la empresa por haberles ayudado a ahorrar dinero.

Georgieva está conectada al menos a varias de las familias, además de a Rogers, el abogado, quien también sale en el video.

La descripción de los servicios “premier” de la empresa incluye un “Plan Financiero para la Universidad, Como Usar Estrategias de Movimiento de Ingresos y Recursos para Aumentar tu Ayuda Financiera y de Mérito y Bajar Gastos de Matrícula.”

Contactada el lunes de la mañana, Georgieva dijo que estaba “en el medio de algo” y llamaría después. Entonces contactó con un abogado, Philip Zisook, quien llamó a ProPublica Illinois en nombre de ella diciendo que estaba preocupada de ser retratada bajo una luz falsa.

Zisook dijo que pasaría las preguntas de ProPublica Illinois a Georgieva. En el momento de la publicación, no había respondido.

Mark Kantrowitz, un reconocido experto sobre ayuda financiera y director editorial y vicepresidente de investigación de savingforcollege.com, dijo que los cambios de tutela eran “una medida extrema.”

“Es la primera vez que escucho algo tan desvergonzado,” dijo Kantrowitz. “Es completamente inmoral.”

En la tarde del lunes, las universidades empezaron a responder a la investigación de ProPublica Illinois.

Christian Basi, un portavoz de la Universidad de Missouri, dijo que el centro está investigando para asegurarse de que las tutelas no se presentan “solo para intentar sacar ventaja financiera.” Dijo que funcionarios de la universidad están marcando expedientes que puedan haberse beneficiado de esta práctica y han estado en contacto con otras instituciones en el Medio oeste.

“Estamos y estaríamos extremadamente desilusionados con cualquiera que intentara cambiar su información con el solo objetivo de aprovecharse del dinero de un programa basado en la necesidad para el cual no serían típicamente elegibles,” dijo.

Una portavoz de la Universidad de Wisconsin-Madison dijo que la universidad podrá revisar y ajustar sus becas de ayuda financiera en cualquier momento si emergen pruebas de que un estudiante está realmente recibiendo ayuda parental u otro apoyo financiero que no está declarado en el formulario FAFSA.

La reportera Duaa Eldeib de ProPublica Illinois contribuyó a este reportaje.

Traducción por Carmen Méndez.

Filed under:

Protect Independent Journalism

ProPublica is a nonprofit newsroom that produces nonpartisan, evidence-based journalism to expose injustice, corruption and wrongdoing. We were founded ten years ago to fill a growing hole in journalism: newsrooms were (and still are) shrinking, and legacy funding models failing. Deep-dive reporting like ours is slow and expensive, and investigative journalism is a luxury in many newsrooms today — but it remains as critical as ever to democracy and our civic life. A decade (and five Pulitzer Prizes) later, ProPublica has built the largest investigative newsroom in the country. Our work has spurred reform through legislation, at the voting booth, and inside our nation’s most important institutions.

This story you’ve just finished was funded by our readers and we hope it inspires you to make a gift to ProPublica so that we can publish more investigations like this one that holds people in power to account and produces real change.

Your donation will help us ensure that we can continue this critical work. From the Trump Administration, criminal justice, health care, immigration and so much more, we are busier than ever covering stories you won’t see anywhere else. Make your gift of any amount today and join the tens of thousands of ProPublicans across the country, standing up for the power of independent journalism to produce real, lasting change. Thank you.

Donate Now

Portrait of Jodi S. Cohen

Jodi S. Cohen

Jodi S. Cohen is a reporter for ProPublica Illinois, where she has revealed misconduct in a psychiatric research study at the University of Illinois at Chicago, exposed a college financial aid scam and uncovered flaws in the Chicago Police Department’s disciplinary system. Previously, Jodi worked at the Chicago Tribune for 14 years, where she covered higher education and helped expose a secret admissions system at the University of Illinois, among other investigations. Contact Jodi by email and on Twitter.

Portrait of Melissa Sanchez

Melissa Sanchez

Melissa Sanchez is a reporter at ProPublica Illinois who is focused on immigrants and low-wage workers.

More from ProPublica

Current site Current page